Saltar al contenido
Usuireiki

Todo sobre el reiki

Si siempre te ha llamado la atención qué es reiki, para qué sirve el reiki, conocer opiniones sobre el reiki, los beneficios del reiki, o su definición, estás en la web adecuada.

En usuireiki resolverás todas tus dudas, porque somos fanáticos del reiki.

¿Qué es el Reiki?

Para muchos, la transferencia energética a través de la imposición de manos contribuye a la recuperación de la calma, combatiendo así los niveles de estrés y ansiedad, otros no comparten la teoría. Descubra lo que implica en realidad el Reiki, un fenómeno social que cobra cada vez mayor fuerza.

reiki

La palabra Reiki se deriva de Rei y Ki; equivalente a “energía universal” y “energía vital” respectivamente. Con ella se referencia a la técnica de canalización y transmisión de energía vital mediante la imposición de manos, si fin es el de alcanzar paz y equilibrio cualquier nivel, por ende actúa en profundidad tratando los problemas desde la raíz.

Por medio de la práctica, se manifiesta la emoción o patrón de conducta que genera el desequilibrio permitiendo la sanación sea:

  • Física: mejorando lesiones, dolencias u optimizando el metabolismo.
  • Mental: librando de hábitos nocivos, insomnio y estrés.
  • Emocional: aliviando problemas sentimentales, infelicidad, agresividad, depresión.
  • Espiritual: propiciando armonía, equilibrio y paz.

Asimismo, el Reiki contribuye al crecimiento personal y la expansión de la conciencia, con el plus de ser una terapia aplicable en cualquier persona: enfermos, adultos sanos, bebés, niños y embarazadas, inclusive en plantas y animales. Se ha convertido en un método complementario a la medicina convencional y terapias psicológicas con reconocimiento por parte de la Organización Mundial de la Salud.

¿Qué variedades existen?

Existen muchas variedades de reiki, tantas o más como formas tiene la gente de escribirlas: raikin, rayki, reikin, reyki, reichi, reiqui… No obstante, desde su redescubrimiento por Mikao Usui, se han establecido dos grandes sistemas con sus distintas ramificaciones: el sistema de reiki japonés tradicional y el sistema de reiki occidental.

Principios del Reiki

principios del reiki en japonés
máximas del reiki

De acuerdo a la creencia hinduista, el bloqueo o mal funcionamiento de uno o varios chakras, es lo que explica los estados de salud de los seres humanos, en palabras más simples, su mal estado desencadena enfermedades y distintas clases de trastornos.

Es preciso en dicha creencia que se basa el Reiki, el reikista o persona que lo practica, actúa de canalizador de la energía universal con el firme propósito de lograr la armonía entre los planos físicos, mental, emocional y espiritual del enfermo.

Aunque a día de hoy es sencillo encontrar numerosas corrientes de Reiki, cada una con diferentes formas de enseñanza, lo cierto es que en todas se canaliza la misma energía universal, entendiéndose que comparten los mismos principios o la misma esencia. El maestro Mikao Usui, uno de sus principales impulsores, anuncia los siguientes cinco:

(Kyo Dakewa) Solo por hoy:

(Ikaruna) no te preocupes

(Shinpai shuna) no te enfades

(Kansha Shite) sé amable

 (Ito ni shinsetsu-ni) sé agradecido

(Kyo wo hageme) trabaja honestamente

¿Para qué sirve el Reiki?

Es común que a lo largo de la vida ocurran bloqueos internos capaces de comprometer la óptima circulación de la energía, lo que conlleva a estados desarmonizados, en palabras más simple, es posible sentirse mal tanto a nivel físico como emocional.

La energía vital (Ki) fuerte, se traduce a salud física, mental, emocional y espiritual, de ahí que una vez que la misma desciende, ocurre un desequilibrio que termina en distintas maneras de enfermarse. Es en esos escenarios en los que el Reiki se convierte en aliado contribuyendo al reabastecimiento de la misma.

Al tratarse de una técnica holística, el Reiki persigue armonizar y desbloquear cada uno de los planos del ser humano sin agredir al cuerpo, crear adicción, efectos secundarios o daños colaterales, pues se sustituye el uso de elementos extraños y sustancias químicas por el aprovechamiento de la energía vital disponible en todo ser vivo.

Cursos de reiki: cómo aprender reiki

Aprender todo sobre este arte es una oportunidad que tienen todas las personas, es algo que está disponible para que lo aprendamos en cualquier momento. Hay cursos que te harán saber más sobre esta terapia, son tanto presenciales como online. Pero te recomendamos que lo hagas presencial para aprovechar al máximo todos los beneficios del tratamiento, además de que así le pondrás más dedicación.

Si optas por hacer los cursos de manera presencial tendrás una mejor concentración y entendimiento que te permitirá canalizar efectivamente la energía a través del cuerpo, sea el tuyo o el de un paciente. Harás ejercicios que te darán la comprensión necesaria para realizar la terapia. Aprenderás de forma directa todos los elementos que abarca el tratamiento, tanto que puedes llegar a ser maestro.

Son 4 niveles los que forman los cursos. El primer nivel se enfoca en el estudiante, conocerse a sí mismo, saber las motivaciones que lo llevaron a saber más sobre el reiki. El segundo es sobre el maestro reikista, conocer mejor el papel que desempeña en el tratamiento. El tercero trata del espíritu, sobre conocer los diferentes puntos energéticos que tiene el humano en el cuerpo. Y el cuarto que es el último, consiste en la maestría para convertirte en reikista.

Como puedes ver, todos podemos aprender sobre la terapia, incluso impartirla. Es cuestión tuya si decides hacer los cursos, hasta convertirte en maestro. Pero te diremos que si eliges realizarlos, tomarás una decisión acertada. Entrarás en un mundo de conocimientos que serán provechosos para ti y para las personas que serán tus pacientes. Transmitirás un poder sanador que cambiará vidas.

También analizamos algunos de los cursos de reiki más famosos que hay por la web para que tengas la información más actualizada a tu alcance.

No olvides visitar los cursos de reiki

Cómo es una sesión de reiki

sesión de reiki

Si siempre has querido saber en qué consiste una terapia de reiki debes saber que lo primero que se realiza es una pequeña charla con el paciente para saber qué es lo que busca, aunque no siempre es necesario ya que existen técnicas que proporcionan la información acerca de las dolencias que padece.

El reikista normalmente recomienda que la persona se descalce y se quite cualquier objeto de adorno que lleve, como pulseras, anillos o colgantes para que no interfiera con el poder del reiki durante la realización de la sesión. Eso sí, ningún terapeuta de reiki profesional te pedirá que te desvistas, te quedes desnudo ni te tocará en zonas púdicas. No es necesario el contacto físico para aplicar reiki, solo en el caso de estar el paciente tumbado para trabajar la zona del cuello si el paciente se encuentra tumbado.

Recuerda, los niveles de reiki no habilitan a una persona como terapeuta o para que realice tratamientos de reiki. Los niveles sirven como proceso de crecimiento personal, pero no aportan la formación específica en un contexto terapéutico.

Durante el tratamiento de reiki, el terapeuta lo primero que realizará será un barrido energético del cuerpo del paciente para ver qué zonas están desequilibradas, necesitan ajustes o están descompensadas. Posteriormente, trabajará cada zona durante el tiempo que estime oportuno.

Las sesiones de reiki pueden ir desde 10 minutos de duración si solo se trata de una sintonización hasta una hora y algo si se tienen que tratar distintas zonas que suelen coincidir con los puntos energéticos del cuerpo como los chakras o los nadis.

¿Cómo hacer reiki?

¿Cómo hacer terapia reiki fácilmente?

Realizar las sesiones de este tratamiento no tiene nada de complicado, es algo que todo el mundo puede hacer en cualquier momento. Desde niños hasta adultos, la terapia no discrimina en edad a las personas, la energía universal está al alcance de todos. Lo primero que debes hacer es ir a un lugar o un centro donde se realicen sesiones de reiki, si padeces alguna dolencia física o emocional irás al sitio correcto.

Cuando estés en ese espacio, sigue las indicaciones que te dirá el maestro reikista, todo lo que te dice es para tu bien, así que siéntete confiado. Te pedirá que te quites los objetos de metal que lleves puestos, como relojes, cadenas, pulseras, correas, etc., esto para evitar que interfieran en el paso de la energía. Luego te acostarás en una camilla, sin zapatos, en posición recta y boca arriba.

Una vez que estés acostado, el maestro revisará cómo está tu energía, para así saber dónde están los bloqueos energéticos que impiden que fluya libremente. En esas trabas es donde se encuentra la dolencia. Una de las funciones de esa persona es saber la ubicación exacta de la interrupción energética. Cuando se tiene ubicado el problema, el reikista ubica sus manos en esos puntos.

Las manos permanecerán el tiempo que sea necesario en la zona del cuerpo donde estén. Tienes que tener una actitud tranquila, no va a ocurrirte nada malo, tomaste la decisión correcta al dejar que el reiki entre a tu vida. El maestro pondrá sus manos en los lugares donde haya bloqueos de energía para eliminarlos y hacer que el poder del universo fluya sin interrupciones, sanándote de tus dolencias.

La sesión dura entre 45 minutos y 1 hora, pero eso puede variar dependiendo de la gravedad de tu situación. Cuando el maestro logra desbloquear para canalizar mejor la energía en el cuerpo, sentirás el alivio que tanto has buscado, un bienestar que te motivará a asistir más seguido a las terapias. Tendrás una paz interior que siempre vas a querer tener, una relajación que nunca habías experimentado.

El reikista finalizará la sesión agradeciendo al universo por la energía concedida, si el padecimiento requiere de más sesiones, entonces es necesario hacerlas. La terapia es algo serio, si queremos estar sanados completamente de las dolencias es necesario ser paciente. El tratamiento no solo actúa en lo físico, también en lo emocional y espiritual, sentir sus beneficios lleva tiempo.

A pesar de que toma tiempo estar curado totalmente, el tratamiento te traerá muchas bendiciones. Serás una persona renovada porque la energía universal pasea por tu cuerpo llenándote de armonía. Habrá un equilibrio total dentro de ti, el bienestar te acompañará siempre. Asiste a las sesiones confiado en que vas a sanarte, haz caso a lo que te diga el reikista, deja que use las herramientas necesarias para curarte.

Hay maestros que usan gemas preciosas para colocarlos en las zonas donde hay bloqueos, porque transmiten energía de origen natural que tiene resultados sanadores. También para que te sientas más cómodo en el entorno donde estás, colocan música relajante y aromaterapia, esto último con inciensos de aroma agradable. Ve con la mejor disposición a las sesiones, si te gusto tanto que quieres aprender sobre esto, lee a continuación.

¿Cómo hacer un autotratamiento de reiki?

Hacer esta terapia en casa o en otro lugar, no es muy diferente a hacerlo con un maestro. Te recomendamos si quieres practicarla tú mismo, realizarlo en el hogar porque es el sitio más idóneo. Estando en la residencia, elige un lugar tranquilo sin interrupciones de ningún tipo, ese espacio es la sala porque puedes acondicionarlo para volverlo un entorno más agradable.  

Puedes colocarle incienso, música relajante, un difusor de aceites esenciales, lo que desees. Es una zona perfecta porque tiene sus comodidades, también se le puede agregar más elementos confortables. Una vez que el espacio está acomodado, coloca una esterilla o tapete cómodo en el piso para realizar los ejercicios del tratamiento, puedes estar sentado o acostado. Con todas las herramientas que pusiste en la sala, lograrás concentrarte adecuadamente.

Esa concentración desembocará en un estado de relajación que permitirá la efectiva circulación de la energía universal. Pon tus manos en los lugares donde sientas que haya un bloqueo energético, es decir, la ubicación de las dolencias. También puedes colocar gemas preciosas, péndulos, cuencos tibetanos, etc., instrumentos que detectan y transmiten fuerza del universo que sirve para la sanación.

Hacer reiki en casa es perfectamente posible, lo que aprendiste de los cursos te servirá para realizarlo de la mejor manera. Incluso, si no quieres realizar los cursos, puedes pedirle consejo al maestro que te imparte las sesiones, eso es más que suficiente para empezar a practicar en el hogar. Lo que es indispensable para hacerlo tú mismo, es que hayas asistido a varias sesiones de la terapia.

Haz los cursos o pídele consejo a tu reikista, son las mejores formas para saber cómo practicarlo uno mismo. 

¿Cuáles son las edades indicadas para recibir o para practicar reiki?

No importa en qué fase del camino nos encontremos, ni el bagaje ni el peso que llevemos a nuestras espaldas. Cualquier ser humano puede beneficiarse del reiki. No hay limitaciones o restricciones conocidas que impidan que un ser viviente pueda recibir reiki.

Asimismo, tampoco está contraindicado que una mujer embarazada reciba reiki. Es más, resulta muy beneficioso tanto para ella como para el futuro bebé. Ambos, la madre y el niño disfrutarán plenamente de los beneficios que ofrece el reiki. Por tanto, no importa el género, ni el sexo ni la condición sexual de quien reciba reiki.

No importa la profesión que tenga la persona, pues no está reñida a que no pueda usar reiki. Además, podemos realizar reiki en otras personas e incluso animales. Cualquier momento de la vida es un buen momento para abrazar el reiki y canalizar la energía universal sanadora, ya sea en uno mismo o en nuestros seres queridos.

¿En qué consisten la iniciación y la sintonización?

La iniciación es una sesión reiki especial en la que el maestro transfiere en la medida de sus capacidades la energía, el aprendizaje y la experiencia que posee.

Durante la iniciación el estudiante de reiki adquiere la conciencia de que pueden dar reiki, la energía universal, en beneficio propio y en beneficio del resto de seres vivos.

Tras adquirir el primer nivel de reiki, los estudiantes reciben la primera sintonización. Por medio de ella podrán autotratarse. A partir del segundo nivel y con la segunda sintonización, los estudiantes serán capaces de tratar a otras personas. Por último, en el tercer nivel podrán optar por ser maestros o no. En función de si se ven capaces o no de transmitir las enseñanzas del reiki.

En el caso de tomarnos un descanso en el mundo del reiki, no pasa absolutamente nada. Como sabes, la energía no se destruye, está en constante evolución. Así pues, solo te costará un poco más el retomar la actividad hasta ensanchar tu canal energético y volver a la normalidad.

La sintonización es necesaria

La sintonización reiki,  o conocida también como empoderamiento reiki, es necesaria en cualquier iniciación de esta práctica sanadora.

Si una persona ha recibido nociones de imposición de manos o cualquier otro método parecido, pero no ha recibido por medio de un maestro de reiki la sintonización, no estará realizando reiki. Por tanto, tampoco será capaz de autotratarse o dar reiki a otras personas o seres vivientes.

La sintonización es el medio por el que se transmiten los símbolos energéticos curativos. De ahí que sea tan importante asegurarnos de que la persona que nos va a iniciar en reiki o a curar haya recibido los conocimientos pertinentes.

Para ello existen diversas federaciones que otorgan diversos diplomas y es una forma efectiva de asegurarnos de que estamos ante un verdadero profesional titulado.

Otras curiosidades sobre el reiki

¿El reiki está avalado por alguna religión o ideología en particular?

El reiki no está vinculado a ninguna religión o ideología en particular. No obstante, sus practicantes poseen los más distintos credos religiosos e ideologías. El reiki es efectivo sin importar tu origen, creencias o si crees o no que es efectivo. Solamente actúa y nos sana.

Cualquier persona puede llegar a ser maestro en reiki. Practicarlo significa aprender a utilizarlo. Que quede bien claro, el reiki no es una religión ni es una secta ni es una ideología de ninguna índole.

Aunque la energía vital universal sea guiada por un ser supremo, una divinidad creadora de todas las cosas, eso no significa que sea considerado un culto que se le tributa a una Divinidad ni una doctrina religiosa.

¿Es suficiente una sola sesión de reiki para curarme del todo y notar mejoría?

La respuesta más corta es depende… Depende de la dolencia que padezcas, de lo profundo que sea el bloqueo… Hay mil circunstancias y variables. Por eso, lo mejor es que consultes con un buen maestro de reiki que pueda asesorarte. Bien es cierto que hay muchos sacaperras, pero no todos somos así.

Por ejemplo, una sanación del pasado requiere de varias sesiones, mientras que un equilibrado se puede realizar en una sesión de poco más de una hora. Así pues, lo mejor es que confíes en el poder sanador de reiki y en el consejo profesional de tu maestro de reiki ya que al tratarte en la primera sesión podrá tener un conocimiento más objetivo de tu caso y determinar el número de sesiones y la periodicidad.

No obstante, aunque empieces a notar mejoría, te recomendamos que recibas reiki de cuando en cuando. No somos conscientes de los bloqueos energéticos que podemos tener y el reiki es una forma estupenda de eliminar dichos bloqueos, ya sean psíquicos o físicos.

Recibir reiki de forma periódica es una forma estupenda de mantener nuestro cuerpo, mente y alma saludables.

¿Todos los alumnos deben recibir la maestría para poder ejercer?

 El nivel de maestro de reiki no es para todos los alumnos. El doctor Chujiro Hayashi (1880-1940), quien aprendió del doctor Mikao Usui, fue el que incorporó los diferentes niveles de enseñanza.

Las iniciaciones y sintonizaciones se van recibiendo de forma gradual, hasta llegar al nivel de maestro.

El nivel master o de maestro no es para todos los alumnos, porque no todos tienen aptitudes para transmitir los conocimientos a los discípulos. Llegarán a maestros quienes tengan capacidad y deseos de transmitir la esencia de la energía curativa.

No olvides visitar nuestro blog