Saltar al contenido

Reiki Zen

reiki zen

Reiki Zen

El sistema Reiki Zen representa una evolución del Reiki tradicional en la que se enlaza el conocimiento de la canalización de la Energía Universal con la esencia de la meditación y la evolución espiritual mediante un sistema consciente en el que se observan y comprenden las enseñanzas espirituales de la corriente en relación al Dharma Universal. Descúbranse los detalles a continuación.

¿Qué es exactamente el Reiki Zen?

Se habla del sistema de despertar espiritual cuya finalidad es el desarrollo esencial y definitivo de La conciencia y despertar de las potencialidades internas del ser humano partiendo de una conexión autentica y transformadora. En este sentido, la corriente busca una conexión con lo divino, mediante la meditación y haciendo uso de los estados más sutiles de conciencia.

En palabras más simples, el Reiki Zen persigue forjar un vínculo fuerte entre el ser humano y la Energía Universal con el que se propicie no solo la sanación, sino también la ascensión e iluminación; esta última actúa de medicina mientras que la meditación propicia la unión con la Conciencia Energía Universal haciendo del recorrido a la realización de la naturaleza propio, un camino de gozo.

¿En que difiere del Reiki tradicional?

En la ceremonia de iniciación Reiki Zen, se unifica la práctica del Reiki Universal con las prácticas chamánicas, Kundalini y tibetanas, en la que la evolución y despertar espiritual son consecuencia de una revolución interior en la que se recupera la memoria de la auto-capacidad para sanarse por medio del descubrimiento transformador de la realidad.

Una vez que la persona consigue fusionar la actitud meditativa y la capacidad de observación, logrará oír lo que la vida quiere decirle en cada situación pues habrá cultivado tanto el pensamiento positivo, como la acción correcta.

¿Por qué conviene la práctica Reiki Zen?

Meditar, es el término empleado con el que referirse a un sinfín de prácticas en distintas culturas, a través de dicha práctica, es manifestado un estado de conciencia en el que la mente trasciende su actividad discursiva normal, adentrándose en el terreno de la grandeza y la pureza del Universo.

Considerando esto, el Reiki Zen se convierte en una práctica especialmente beneficiosa al centrarse en el desarrollo consciente de la energía humana a fin de canalizarla en pro de la sanción y el despertar de las capacidades internas del alma, lo que se traduce a:

  • Bienestar físico y mental: al optimizar el funcionamiento de los chakras, lo que a su vez contribuye al proceso de sanción consciente.
  • Desarrollo de la intuición: la mente es empleada para tomar decisiones, no siempre acertadas; sin embargo, cuando la intuición entra en la escena, incrementa las probabilidades de atinarle al punto exacto.
  • Fortalecimiento del lóbulo frontal: al desarrollar cada una de las facetas de la mente, se consigue controlar la personalidad, puliéndola, haciéndose más transparente y espiritual, dejando atrás los impedimentos mentales propios.
  • Romper con hábitos nocivos y desarrollar reacciones inconscientes: miedos y escollos subconscientes son reemplazados por una relación intuitiva y espontanea con el ser superior.
  • Vivir más en el presente: de lado quedan las ataduras al pasado y las expectativas del futuro, en cambio se desarrolla el poder de focalizar la energía promoviendo la eficiencia y efectividad hacia el alcance de los objetivos.