Saltar al contenido
Usuireiki

Ser maestro de reiki

maestro de reiki

¿Qué es un maestro de reiki?

La experiencia en la herramienta espiritual y no la obtención de un título es lo que realmente convierte a una persona normal en un maestro de reiki.

Ser un maestro de reiki es un camino que cualquier persona que se lo proponga puede lograr y no basta sólo con estudiar uno, dos o más niveles para obtener un título.

Canalizar la energía y desarrollar la espiritualidad con el pasar de los días son las principales herramientas que lo convierten en un guía. Mientras más tengas presente esto en tu vida, gozarás de mayor poder personal.

Ser un guía espiritual o un maestro reiky es un camino que cualquier persona puede tomar, siempre y cuando esté en la mejor disposición de integrar y fusionarse con la energía universal. De esta manera, sincronizarás con tu plan personal y contribuirás al despertar global.

Sin embargo, como la definición de “maestro” cada vez más es utilizada de manera distorsionada, hay que centrarse en describir la energía que vibra en torno a este concepto.

La maestría, sin duda alguna, es un camino de vida. Es la manera de crecer y desarrollar en la dirección que te propongas. Es la forma de obtener más experiencia, conocimientos, querer ser más experto. Una etapa que requiere mucho esfuerzo y trabajo personal para darle alas a tu aprendizaje y mejorar tus habilidades y capacidades.

Amor

Abrirte al amor universal y a la luz que esta irradie toda la vida es la base por la que se rigen los maestros reiki. En el camino a convertirte en un guía espiritual tienes la oportunidad de sanar y encontrarte contigo mismo, poner en orden tu vida. De esta forma, reconocerás tus debilidades y también tus fortalezas.

Al final de todo no estarás solo, si logras abrirte al amor universal. Siempre habrá la conexión a la fuente superior, tutelados y guiados por esos súper poderes que te ayudan a superar las pruebas y todos los ejercicios que la vida ponga sobre tu camino.

Energía

Viajar en el camino de la maestría implica aprender a conocerte. Debes saber quién eres, qué es lo que realmente quieres o por lo menos tener una visión de hasta qué punto quieres llegar.

Si esta visión o este paso resuena en tu mente tienes que darle forma. Ilusión y alegría para aprender es lo que necesitarás al principio para superar todos los obstáculos, que, como todo, se te puedan presentar porque el camino pueda que no sea fácil. Esto te ayudará a recargarte de fe y confianza.

Con la energía maestra das inicio a tu desarrollo y crecimiento personal.  Tendrás la oportunidad de experimentar energía positiva por el resto de tu vida.

Existen personas que pueden tener la oportunidad de asistir como aprendices durante años, hasta sentirse preparadas para desligarse de su maestro a emprender su propio camino.

Los mayores conocimientos realmente no son los que se adquieren en los libros, que, si bien son buenos, sino los que se logran con la práctica, es decir, la experiencia. Es la mejor manera que tienes para incluir en tu vida el mundo espiritual.

Todo tiene un propósito en la vida al cual tarde o temprano vas a terminar viendo su gran importancia, esta que te brinda la oportunidad de estar al servicio de la energía, de aceptarla e incluirla como una base fundamental para el crecimiento personal.

Andar por el camino de la humildad para no perder el rumbo o la guía de la verdad y el amor que te permite estar al servicio tuyo y de las demás personas, es una de las cosas que siempre debes detener presente para convertirte en un maestro de reiki.

La importancia de ser un buen maestro de reiki

Ser maestro de reiki es tener la capacidad de cambiarles la vida a las personas, así como lo hicieron consigo. La humildad y la espiritualidad deben estar en primer plano para ayudar a evolucionar el planeta.

Si algo tienen que tener presente las personas que desean convertirse en maestro es que al final no son maestros de nada, sino al contrario, resultan aprendices de todo.

Su capacidad de aprendizaje les da el privilegio de cambiarle la vida a sus alumnos como lo hicieron consigo, pues la mayoría de los que se inician experimentan grandes cambios en todos los aspectos: emocional, físico y espiritual que, aunque no es algo que quizás buscaban, les va a ocurrir de todos modos.

Un guía espiritual como lo es el shinpiden, como también es conocido en japonés, tiene la facultad de aconsejar y guiar a las personas durante este proceso, para que entiendan como hacerlo más llevadero.

La humildad es una de las claves con las que cuentan los maestros de reiki, pues es el alumno el que tiene el poder de decidir quién será su guía. Es por eso que siempre será un privilegio que un estudiante escoja a su mentor.

El shinpiden debe tener conciencia de todo lo que les hacen a sus alumnos, apoyarlos en cada paso y no dejar que se confundan con cualquier idea que crean que pueda ser el reiki.

Niveles

Ser un maestro reiki implica que debes compartir lo que has aprendido mediante los conocimientos y las prácticas que adquiriste para poder obtener el diploma que expresa en letras mayúsculo el anhelado título.

  • En primer lugar, se debe de tomar en cuenta que al principio el cambio que se va a dar es el físico, por lo que el alumno es quien lleva la parte más importante. Esta fase es comúnmente conocida como “el despertar del terapeuta escondido”.

El cuerpo es el encargado de llevar el espíritu, es un canal de energía, por lo que se debe de preparar para que sea un buen recipiente. Debe estar completamente limpio porque de lo contrario, por muy pura que sea la energía que trasmitas no saldrá tan limpia como la que sale del cuerpo, que es la fuente.

  • El símbolo mental/emocional es el que se anexa en el campo áurico-energético de las personas en el segundo nivel del maestro reiki.

La unión con el elemento agua, provoca un cambio a nivel de electrones, lo que produce al final un salto de electrones. Este resultado induce un cambio de consciencia por lo que pasas de tener valores netamente materiales a conseguir emocionales sólidos y valiosos.

En conclusión, se producirán cambios en los hábitos de los alumnos, como la elevación de su consciencia, dándole paso a los cambios en su manera de sentir y de pensar. Como parte de los resultados, las personas dejarán de estar con la misma gente y de hacer lo que hacían antes, para realizar cosas distintas.

Principios del maestro de reiki

Cualquier persona que se lo proponga, puede ser maestro de reiki o shinpiden, sólo hay que trabajar con espiritualidad y humildad para ayudar a la evolución del planeta.

Para esto, existen 5 principios que ayudan a cultivar más que todo amor. Mientras más amor haya, se estará más cera de la fuente, pues el egoísmo y el orgulloso desaparece cuando hay amor. Esta es realmente la base del reiki. Puedes aprender mucho en esta otra entrada en la que hablo en detalle sobre los distintos niveles de reiki que escribí hace tiempo.

Avanzar por el camino del medio es una de las cosas más importantes que se deben aprender a manejar para ser maestro del reiki. No sólo se debe mover la parte material, también debe existir espiritualidad.

Cómo elegir un maestro de reiki

Debido a que muchas son las personas que desean ayudar a otros a través del amor que es una energía sanadora. Es importante que las personas comprendan que un maestro de reiki puede ayudar a desarrollar, canalizar de manera consciente esa energía.

Esta persona preparará tu cuerpo físico completamente para convertirlo en un canal de energía con la técnica heredada del Maestro Usui y todos sus descendientes.

Uno de los aspectos principales es que esta energía positiva amorosa que se quiere desarrollar, es capaz de desplazar las emociones negativas, es decir las saca de todo el sistema de la persona.

Después de esto la persona inicia un proceso de sanación que desencadena trastornos físicos y emocionales, en este punto el maestro que elijas debe tener no solo los conocimientos necesarios para enseñarte, sino que además, debe tener un conjunto de cualidades y actitudes necesarias para guiarte durante tu sanación.

¿Qué debe enseñarme el maestro?

El maestro para poder capacitarte debe tener conocimientos y suficiente experiencia para poder enseñarte todas las partes del Reiki, como por ejemplo:

  1. Técnicas de contención, a reconocer tu propia bondad y fuerza.
  2. Identificar y enfrentar las emociones que surjan, y cómo ellas se manifiestan en el cuerpo físico.

¿Qué cualidades debe tener el maestro del reiki?

  1. El maestro que elijas debe tener conocimientos del sistema energético humano, de los procesos de sanación y sus técnicas de apoyo, de otros tipos de técnicas y su efectividad.
  2. Debe tener capacidad para expandir el conocimiento y sed de saber cada día más del tema.
  3. Este maestro debe guiarte, para lo cual necesita ciertas cualidades y actitudes.
  4. El maestro de reiki debe dedicar el tiempo necesario para ayudar a sus practicantes o alumnos.
  5. Debe estar completamente dedicado a la sanación personal del alumno, debe enseñarlo y acompañarlo, en resumen, el maestro en este punto debe tomar la responsabilidad que el alumno cambie a él le corresponde este cambio.
  6. Debe enseñarles a sus alumnos que no pueden salvar a otras personas, que esto es responsabilidad de ellas mismas.
  7. Es importante decir que un buen maestro no debe dejar solo a ninguno de sus alumnos frente a lo nuevo, es decir dejarlos sin respuestas, diciéndote, tal vez, que con hacerte reiki basta y sobra pues es necesario que los alumnos aprendan de todo.
  8. Otra de sus características es que debe ser capaz de escuchar a la persona y contener todo lo que le dice, también debe acompañarla si la persona busca su crecimiento personal en este nuevo camino.
  9. El maestro de reiki debe dedicar tiempo ayudando al practicante.
  10. Debe estar dedicado a la sanación personal del alumno, debe enseñarle y acompañarlo.

En resumen el maestro del reiki que elijas debe tomar la responsabilidad que como maestro le corresponde en este cambio.

Un buen maestro de reiki debe enseñar a escucharse y escuchar, a seguir tu guía interno, a dejar de lado egos y necesidades personales estando totalmente presente para ti y los demás, debe apoyar y contener al paciente mientras buscas sus propias respuestas.

Hay que acotar que todo buen maestro enseña con el ejemplo, así que este debe asistir constantemente a seminarios y cursos que lo ayuden a superarse. Debe tratar a los demás con gran respeto y amor, ya sean sus pacientes, alumnos y colegas.

Algo principal es que este promueve la armonía y cooperación amistosa entre maestros y terapeutas, es honesto, no suele alardear de lo que tiene o ha conseguido.

Así que debes conseguir un Maestro de reiki de confianza.

Consejos para convertirte en un maestro de reiki

Respeto y reverencia son las claves fundamentales que debes de tomar en cuenta para convertirte en un maestro de reiki, una práctica sagrada que, si logras estudiar con detenimiento y disciplina, te brindará el privilegio de experimentar su valor maravilloso.

Para ser maestro de reiki primero debes convertirte en un maestro de ti mismo, tener la capacidad de darle dirección a tu vida, para poder ayudar a los demás. Es una práctica sagrada que si es estudiada con disciplina, respeto, detenimiento y reverencia te ayudará a gozar de sus grandes beneficios.

Está en la determinación de cada persona, en su interior, querer enseñar a los demás. Ser maestro reiki no quiere decir que estás en la obligación de compartir tus conocimientos, lo primordial es que seas tu propia guía. Sin embargo, cualquier técnica y flujo de energía que desees intercambiar se verá potenciada en gran tamaño.

Al ser maestro reiki tendrás la facultad de traer dirección a tu vida y a la de los demás. Gozarás de mayor paz, alegría y abundancia. El poder de la sanación también será repotenciado.

Sanar el entorno mental, físico y espiritual son parte de las maravillas que debes experimentar en primer plano. Este nivel de aprendizaje elevará tu vibración al amor puro a todos los seres, lo que te ayudará a liberarte de sufrimiento y malos pensamientos, haciéndote sentir libre y satisfecho como persona. ¡En realidad este es el objetivo!

Mientras más personas eleven su privación eso traerá como resultado que se sienta igual de bien y serenos, lo que se traducirá a mejores energías para el planeta.

Es una práctica que debe ser tomada con seriedad y no a la ligera, pues para convertirte en maestro hay que tomar el primer nivel, que es el reiki I; y el II o la formación más avanzada.

Consideraciones

Para empezar, debes de tener claro que convertirte en un maestro reiki no quiere decir que será una forma de ganarte la vida.

Debes buscar los motivos que te llevan a realizar esta sagrada práctica

Buscar tu paz interior, tu felicidad, conociéndote a ti mismo, pudieran estar entre los principales motivos para convertirte en un maestro reiki.

Pero si eres de los que les encanta enseñar, el iniciar a otras personas en este arte también pudiera ser una de tus inspiraciones.

Sólo debes de tener la voluntad y la disciplina para serlo, pues el maestro o terapeuta de reiki, como también es conocido, resulta compatible con cualquiera clase de oficio o profesión.

Elección de un buen maestro

Debes buscar un maestro que no sólo tenga una buena formación y experiencia. Debe ser una persona centrada y equilibrada con sus objetivos. Que trasmita paz y siempre esté a la disposición para resolver tus dudas. También debe de ser un maestro que te deje poner en práctica tus conocimientos durante las clases.

Aprender con calma

El apuro sólo trae cansancio. De nada sirve que trates de pasar todos los niveles de aprendizaje para colgar un título en la sala de terapias o peor aún, que no absorbas con claridad todos los conocimientos. Es por eso que convertirte en un maestro de reiki requiere de mucho tiempo.

Toma en cuenta que, así te dediques a enseñar o no, debes de contar con una preparación que te va a servir para los dos ramos. Compartirás con personas que al igual que tú, buscan ser felices de alguna u otra forma, conseguir esa paz interior independientemente de lo que pase en sus vidas. Librarse de la ansiedad y recuperar la salud física pudiera ser el objetivo de la mayoría.