Saltar al contenido
Usuireiki

5 formas de prepararse antes de una sesión de reiki

preparativos reiki

Seguramente en algún momento has pensado que no haces bien la sesión de reiki. Te saltan dudas sobre si la forma que usas para conectarte con el canal universal es la correcta. No te preocupes, en este artículo te descubrimos 5 formas de prepararse antes de una sesión de reiki que esperamos que te sean de total ayuda.

Los preparativos antes de iniciar con la terapia dependen de cada persona, cada quien tiene una manera diferente de empezar. Algunos requieren más trabajo que otros, pero eres tú el que decide cómo va a emprender su sesión.

Cómo prepararse antes de una sesión de reiki

Ten en cuenta esto, puedes hacerlo de la forma que te plazca. A muchos les funciona comenzar el tratamiento sin tanto parapeto, lo hacen de una vez. Esta es una opción válida, no hay problema con eso. A otros les sirve realizando, por así decirlo, una especie de ritual en donde colocan los diferentes símbolos del reiki en distintas partes de su estancia, esto para protegerse de las fuerzas negativas que pueden interrumpir el ambiente.

Hay quienes no colocan los símbolos en diferentes sitios de su hogar, lo que hacen para empezar con la terapia es meditar por unos momentos. Haciendo esto se consigue estar relajado y calmado para que sea más fácil que el poder del universo fluya en nosotros. Tener un espacio de tiempo para la meditación es una buena idea para que en nuestro ser los chakras fluyan correctamente. Si quieres aprender cómo meditar y adquirir una buena rutina, este es un método muy efectivo que enseña muy bien a meditar.

Otra forma de prepararse antes de una sesión de reiki que puedes realizar es dibujando mentalmente la imagen del Cho Ku Rei, esto se hace para llamar a la energía vital, es un método de captación. Después de haber pensado el símbolo, se recita una oración que sirve para concentrarte en lo que vas a hacer. Puedes decir oraciones que tú mismo creaste, lo importante es que tengan relación con lo que estás haciendo.

La manera más rápida y fácil de iniciar la sesión se trata de solo decir las palabras “reiki ajime”, que significa reiki empieza ya. Como ves, hay demasiadas formas para comenzar el tratamiento, puedes escoger cualquiera de las que mencionamos o ninguna de ellas. Tú tienes la última palabra, decídete por el que más te guste, no estás obligado a escoger ninguno.

Incluso puede empezar de una vez, sin hacer nada de lo que nombramos, lo fundamental es que puedas llevar a cabo la terapia sin problemas. Otro punto que es necesario resaltar es el lugar donde vas a practicar reiki. En tu casa, como hemos dicho en varias ocasiones, el mejor sitio para hacerlo es la sala, brinda mayor comodidad debido a lo grande que es el espacio.

Si quieres animarte a emplear los métodos que leíste, hazlo sin ningún inconveniente. Son totalmente efectivos, permiten que te enfoques y concentres de la forma adecuada para que la fuerza universal recorra tu cuerpo libremente. Son un medio para llegar a lo que quieres sentir con el tratamiento, puedes agregarles nuevos elementos, aquí tienes la libertad de modificarlos como quieras.

Si decides no hacer nada de lo que hemos hablado, también es perfectamente válido. Puedes empezar tu práctica directamente, no afectará en absoluto el flujo de la energía universal que quieres obtener.