Saltar al contenido
Usuireiki

Colores en reiki

colores en reiki

Uso de colores en reiki

Una de las formas más novedosas y efectivas de aplicar los colores es con el cuaderno de reiki. Podemos escribir nuestras oraciones en la libreta para que la energía universal las cumpla, a la vez pensamos en un color que sirva para darle más potencia a lo que pedimos. Este es un método que nos hará ver grandes resultados, solo debemos dejar que la fuerza del universo haga su trabajo.

Ya hablamos en un artículo anterior sobre el cuaderno, es un instrumento que sirve para concentrarnos cuando hacemos la terapia. Dibujamos los símbolos del reiki con sus mantras, le transmitimos poder universal para recargarlo y después de esto escribimos las plegarias. Nos conecta con lo que deseamos, a pesar de que está escrito en una libreta, no es impedimento para que las oraciones sean cumplidas.

Si a esto le añadimos los colores correctos para cada petición, veremos cómo se vuelven realidad. Cada color tiene un propósito distinto, por eso debemos saber cuál utilizar para las diferentes situaciones. Imaginarnos un color que no corresponda a lo que estamos pidiendo no nos dará lo que estamos deseando. A continuación, te diremos el significado de los colores para que los uses correctamente.

Significado colores

Rosado: es fortalecedor, cálido, expansivo, dilatante, distributivo, constructivo, sustenta al cuerpo físico, vitaliza la sangre, estimulante y activador. Se usa para fortalecer los órganos o partes debilitadas, dilata los vasos sanguíneos y vías respiratorias, mejora la circulación, alivia heridas internas y externas, también el cansancio.

Anaranjado: expulsa, elimina, descongestiona y limpia. Se usa para eliminar toxinas, gérmenes y energía enferma, lo mismo con las alergias, afecciones de los riñones y vejiga, problemas menstruales, quistes, artritis, resfriados, tos y problemas pulmonares.

Verde: digestivo, limpiador, desintoxicante, desinfectante y disolvente. Se usa para disolver coágulos, eliminar la fiebre, el resfriado y energía enferma. Tiene similitudes con el naranja.

Amarillo: cohesión, asimilación, multiplicación, crecimiento y estimulación nerviosa. Se usa para la recuperación de fracturas, quemaduras y heridas. Es indispensable para la reparación celular.

Azul: calmante, analgésico, desinflamante y refrescante. Se usa para eliminar el dolor, reducir la inflamación, inductor del sueño y es antihemorrágico. 

Como acabas de leer, los colores tienen diferentes finalidades. Si tienes alguno de estos padecimientos, ya sabes qué color usar cuando estés haciendo el tratamiento. Cuando utilizamos el cuaderno y visualizamos un color, le damos más energía a esa petición, concretándose su cumplimiento. Ya sabes que usando la libreta más los colores determinados para tus oraciones, ayudas al poder del universo a cumplirlo.

Combinar los 2 métodos hará que nos concentremos efectivamente en lo que queremos lograr. La energía del universo fluirá sin problemas, recorriendo nuestro entorno para la concreción de lo que le estamos pidiendo. Hacer esto es un llamamiento para que venga a nosotros rápidamente, colmándonos de sus bendiciones. No dudes en usar esta combinación, que te traerá lo que anhelas.

El cuaderno y los colores son formas de conectarnos profundamente con el reiki, puedes aplicarlos porque son un complemento perfecto para la terapia.