Saltar al contenido
Usuireiki

Chujiro Hayashi

Chujiro Hayashi

¿Quién fue Chujiro Hayashi? 

Chujiro Hayashi fue uno de los discípulos más comprometidos del maestro Mikao Usui, llegando a ser sensei de la terapia reiki. Fundó su propia clínica en Tokio para atender a personas que sufrieran distintos padecimientos, también para formar a nuevos estudiantes sobre el tratamiento. Este centro se hizo muy conocido en todo Japón, muchos viajaban hasta este lugar para tratarse sus enfermedades.

Hayashi fue uno de los maestros que expandieron la disciplina fuera de su país de origen, haciéndole cambios estructurales para que todo el mundo fuera capaz de aprenderlo sin dificultades. Con estas modificaciones se logró que la terapia se expandiera por todas partes, dentro y fuera de Japón. Personas de diferentes países visitaban la clínica del sensei Chujiro para sanar sus dolencias, incluso se interesaban por aprender más sobre ella.

Una de las que visitó el centro fue Hawayo Takata, japonesa con nacionalidad estadounidense. Ella curó sus enfermedades y sorprendida por lo que había hecho este tratamiento se hizo alumna de Hayashi. Los 2 viajaron al lugar de residencia de la Sra. Takata en Hawaii, Estados Unidos, allí dictaron clases sobre el reiki, extendiéndolo por ese país a la vez que lo propagaban por occidente.

Así fue como Chujiro Hayashi  hizo que esta disciplina traspasara las barreras de la distancia, llevándola a otros lugares lejanos de donde había nacido este sistema. Él fue abierto a la idea de que la terapia debía ser accesible a todas las personas, provenientes del país que fuera. De hecho, eso era lo que pensaba su maestro Mikao Usui, que podía ser aprendido por cualquier persona, solo debía darle el valor correspondiente.

Hayashi fue uno de los estudiantes más dedicados del redescubridor del reiki, tanto así que fundó su propio centro de enseñanza, que funcionaba en la clínica. No solo se dedicó a formar a otros sobre la terapia, también trabajó en el estudio de la misma, investigando los beneficios y efectos que producía en el cuerpo. El nombre del centro era Hayashi Reiki Kenkyukai (Asociación para la investigación de reiki de Hayashi).

Como dijimos más arriba, Chujiro se dedicó a investigar más a fondo la disciplina, él decía que el reiki era una terapia energética, que lo que ocurría en el interior de las personas determinaba su sanación. Creía que lo interno afectaba a lo externo, una correcta fluidez de los canales energéticos podía aliviar hasta sanar distintas dolencias. Estos conceptos se mantienen hasta el día de hoy.

Hayashi fue uno de los teóricos e impulsores más importantes que tuvo el tratamiento, es parte fundamental de la historia y propagación de la misma. Por eso es importante saber sobre la vida de este personaje, si te apasiona el reiki es bueno tener conocimiento de las figuras imprescindibles de la terapia. Por eso te hablaremos un poco más sobre el maestro Chujiro, haremos un resumen de su biografía para que no te agobies por tanta información.

Si practicas la disciplina siempre es bueno que sepas sobre su historia y personajes fundamentales, además de las técnicas con sus ejercicios. Saber más sobre sus figuras importantes pueden servirte de inspiración a la hora de practicarla.

Resumen biográfico

Nació el 15 de septiembre de 1879, en Tokio. Proveniente de una familia de una posición social alta. Fue doctor en Medicina y Comandante de la Marina Imperial de Japón. Participó en la Guerra ruso-japonesa de 1902 a 1906, se retiró de la vida militar en 1925, pero seguía siendo parte de la reserva. Además de sus logros militares, sabía hablar inglés.

Conoció al maestro Mikao Usui en un mercado, mientras este invitaba a las personas a una clase de reiki que se daría en un templo, Hayashi asistió e impresionado por la charla de Usui, decidió convertirse en su discípulo. Juntos viajaron a distintos lugares para la enseñanza de la disciplina y también para la curación de las personas. Fue en el año 1925 que Chujiro inicia su camino en la terapia.

En el año 1926 recibió la maestría del sistema por parte del sensei Mikao antes de que falleciera. A raíz de la muerte de Usui, Hayashi comenzó a administrar la clínica que había creado su maestro, convirtiéndose en el sucesor de la transmisión del reiki. Se dedicó a formar a nuevos estudiantes hasta que se convirtieran en maestros y de difundir la técnica como le había encomendado Mikao Usui.

En 1931 fundó en Tokio su propia clínica que también funcionaba como escuela, la Hayashi Reiki Kenkyukai. La creó cerca del Palacio Imperial, a pesar de no haber recibido apoyo monetario por parte del gobierno. De esta manera la terapia se extendía hasta la capital nipona. En ese centro de asistencia para las enfermedades y enseñanza de la técnica, Chujiro le hizo una serie de cambios para hacerla más comprensible para todo el que quisiera aprenderla.

Sistematizó el tratamiento, enseñó técnicas más simples de reiki, centrándose en la aplicación manual. Elaboró su propia guía de sanación, la Ryoho Shishin Hikkei, que tenía muchos puntos en común con la Reiki Ryoho Hikkei, que usaba Usui. Diseñó un sistema por grados simplificado para la transmisión mediante cursos a los alumnos, además de no ser necesaria la estancia continua con el maestro para su formación. Creó las posiciones básicas en el tratamiento.

En 1935 conoce la Sra. Hawayo Takata, que asistió a su clínica para tratarse varias enfermedades que la aquejaban. Impresionada por haberse curado mediante la terapia, decide ser discípula de Hayashi, llegó ser la primera maestra reiki proveniente de Estados Unidos. Chujiro y ella viajaron a Hawaii, lugar donde vivía Takata, para expandir el sistema de sanación a otros territorios.

Hayashi murió el 11 de mayo de 1940, realizando el seppuku, que es un ritual de suicidio japonés que consiste en apuñalarse una daga en el abdomen. Decidió morir de esa manera como una forma de protesta por la participación de Japón en la Segunda Guerra Mundial. Su esposa Chie queda al frente de la clínica hasta su muerte, haciendo que el centro cierre sus puertas.

Chujiro Hayashi es parte imprescindible de la historia del reiki, así como de su expansión hacia otros países. Debemos agradecerle el hecho de que hizo que la disciplina pudiera ser aprendida por todas las personas, provenientes de cualquier país. Modificó estructuralmente el sistema, agregándole elementos nuevos y simplificando los conceptos que pudieran generar problemas de aprendizaje. 

Viajó a Estados Unidos para enseñar esta técnica a todo aquel que estuviera interesado, llevándola a occidente, haciendo que el tratamiento se expandiera gracias a los estudiantes que transmitían sus enseñanzas. De esta forma la terapia se internacionalizó, adquiriendo fama en todo el planeta con el paso de los años. Hayashi es considerado uno de los más grandes maestros del reiki por estas razones.

Su vida sirve de inspiración para todos los que practicamos la terapia, gracias a él es que la misma se hizo accesible para nosotros. Además de su contribución a la internacionalización del sistema, su ejemplo de vivir realizando lo correcto y sanando a personas de sus padecimientos es una de sus cualidades indiscutibles. También nos inspira para que estudiemos más a fondo sobre esta disciplina.

Mientras estaba vivo, se concentró en conocer a profundidad el sistema de sanación energética que le había enseñado su maestro, Mikao Usui. Con una interpretación diferente, decidió transmitir el reiki para que llegara a más personas, cumpliendo con lo que Usui deseaba que realizara después de su muerte, enseñarlo a todo el que quisiera aprenderlo. Chujiro fue un estudiante y sensei dedicado.

Esa es la actitud que debemos tener los reikistas, la dedicación y pasión que no solo se debe mostrar en la realización de la terapia, también en la búsqueda de más conocimiento sobre el tratamiento. Así nos convertiremos en grandes maestros de la disciplina, como lo fue Chujiro Hayashi.