Saltar al contenido
Usuireiki

Velas energéticas en reiki

velas en reiki

¿Qué son realmente las velas energéticas? 

Usui estuvo caminando por las calles de su ciudad con una vela encendida en un farolillo a plena luz del día a modo de faro para atraer a aquellas personas que querían aprender reiki. Las velas, como todos sabemos, son fuentes de iluminación a las que se le pueden dar muchos usos. Desde ponerlas en la torta del tradicional cumpleaños, hasta alumbrar algún espacio oscuro que no tiene luz artificial.

Todos las hemos utilizado en algún momento de nuestra vida, forman parte indispensable de los productos que hay que tener en casa. Las tenemos la mayor parte del tiempo guardadas, esperando en algún momento su turno para ser utilizadas. ¿Sabías que se pueden usar las velas en reiki?

Con frecuencia son usadas en rituales religiosos de las diferentes creencias que hay en el mundo. Por ejemplo, en las iglesias católicas, en los altares se pueden observar velas alargadas como pilares. Están relacionadas, desde la antigüedad, con la adoración a los dioses. Se construían altares y templos dedicados a estas deidades con la inclusión de las mismas.

Con el pasar de los años, todavía se mantiene esa tradición de mantenerlas en los lugares de culto de las religiones. Podemos decir que es en esos espacios donde se usan más, ya que, es común ver muchas de ellas allí. No pierden la esencia por la cual se han usado históricamente, propician un ambiente de respeto y tranquilidad. Tienen un tamaño pequeño, pero eso no les quita su importancia.

Ya dijimos que se utilizan más en los espacios religiosos, iglesias y templos. En los hogares es donde se utiliza menos, solo para ocasiones excepcionales, no se ve su significación. Las personas no ven lo mucho que puede servir para lograr un entorno de paz, traer la calma a nuestra casa. Se usan otros productos para ese propósito, aquí entenderás lo valioso que es usar las velas, así que no las subestimes.

Como dijimos al inicio, son fuentes de luz. Es en ese aspecto donde tienen su valor, el resplandor que producen se interpreta como algo bueno, significa que encenderlas trae cosas positivas en momentos malos. De hecho, no las asociamos a propósitos negativos, siempre hemos pensado de manera buena sobre ellas. Tal vez se deba a que las utilizamos para alumbrarnos cuando hay oscuridad, es decir, las usamos para un buen fin.

Asociamos las velas con cosas positivas, como alumbrar un sitio oscuro mientras estamos en él. Esto se puede interpretar a que son la luz de nuestro camino, nos ayudan a iluminar nuestros pasos en lugares sombríos. Otra interpretación es que crean un destello de esperanza cuando atravesamos una situación difícil. Encender una vela en el hogar para traer calma, permite conformar el entorno de tranquilidad que necesitamos para pensar en soluciones al problema.

Colocar varias velas en la casa para crear ese lugar de paz en medio de alguna turbulencia, es una tremenda decisión, algo que puede cambiar tu vida. Todos necesitamos ese espacio de tranquilidad en nuestra residencia. Eso nos permite calmarnos para entender y enfrentar la adversidad por la que estemos pasando. Es un espacio dedicado a tranquilizarnos, a recobrar la esperanza, meditar para sentir la armonía que nos llevará a la solución de la dificultad.

Ahora entiendes mejor la importancia de estos artículos, son instrumentos útiles que nos pueden ser de gran ayuda. Indispensables para traer serenidad a nuestras vidas en los momentos complicados, nos hacen entrar en un estado de calma que desemboca en la relajación que buscamos. En la meditación su utilidad también es valiosa, podemos concentrarnos más en los ejercicios, lo que hará que sean efectivos.

Velas energéticas 

Como hemos reiterado en el presente artículo, las velas energéticas en reiki pueden ayudarte en la solución de las dificultades, no hay que subestimar el poder que tienen en nosotros. Son transmisores de energía, esa fuerza que necesitamos para salir adelante frente a las adversidades. Pero no solamente se siente ese poder en esos momentos, también las podemos utilizar en las situaciones buenas, cuando no estemos pasando por alguna turbulencia.

La energía que produce este producto es positiva, dependiendo de la persona se puede utilizar para fines tanto buenos como malos. Pero tiene su mayor efecto cuando es utilizada para una buena finalidad. Si lo que quieres es conseguir paz, ten por seguro que el uso de las velas energéticas en reiki son un medio para lograrlo. Pide por ese buen deseo que quieres, como la sanación de alguna dolencia u otra cosa que sea de bien, préndelas y medita sobre lo que pediste.

Puedes pedir todos los deseos que quieras, las velas son ese resplandor de esperanza y fe que necesitamos. Esa es la energía que crean en el entorno, forman una atmósfera de bienestar, donde tienes la certeza de que lo que pides se volverá realidad. No hay lugar para los deseos negativos, si quieres sentir su verdadero poder tienes que desear cosas virtuosas, nada malévolo.   

Queda claro que este producto tiene una gran fuerza, a pesar de que puede parecer insignificante, precisamente esto lo hace tener un gran poder. Los objetos pequeños tienen dentro de sí la energía universal, ya hemos hablado en artículos anteriores de artefactos minúsculos que son poderosos, las velas están incluidas en ese grupo. En ellas se oculta esa fuerza, esperando a ser liberada para tus deseos.

Reiki y velas energéticas

La terapia reiki se puede complementar perfectamente con las velas energéticas. Recordemos que las velas producen la energía si nosotros las utilizamos para ese fin, es decir, a la hora de pedir nuestros anhelos y cuando meditamos. Haciendo esto es que sentiremos su poder, con la terapia tenemos un complemento fundamental, haciéndola con más relajación para hacer los ejercicios adecuadamente.

El ambiente que se generará si unimos el reiki con las velas energéticas será de completa armonía, el espacio propicio para hacer la terapia. La mente y el cuerpo estarán en perfecta sintonía, la energía del universo recorrerá tu interior sin ningún tipo de problema, estarás tan calmado que lograrás esto. Ese nivel de relajación permitirá la sanación de toda dolencia física, emocional, mental y espiritual. Como puedes ver, hacer esta combinación te resultará favorable para la salud.

No las combines solo en las situaciones difíciles, en los tiempos buenos también es necesario poner en práctica estos elementos. La idea principal es volverlos parte de la rutina, hacerlo con frecuencia hasta que se vuelva un hábito, agradecerás todos los días haber incorporado esto a tu vida. El cuerpo tendrá la paz y armonía que tanto has estado buscando, eso te hará ser una persona con excelente salud en todos los aspectos.

Emplea estos dos instrumentos para conseguir esa paz tan anhelada. Son los caminos que van hacia un mismo destino, la armonía en tu interior. No esperes más para incluir el reiki y las velas en las meditaciones, tendrán un resultado sanador para tu vida.

Beneficios de las velas en reiki

  • Relajan nuestra mente.
  • Aumenta nuestra percepción, facilitando la detección de los bloqueos.
  • Fomenta una mayor concentración.
  • Limpian y protegen nuestro espacio dedicado al reiki.
  • Potencian nuestras intenciones.

Estos son solo algunos de los beneficios que pueden aportar las velas a tus sesiones de reiki. Te invitamos a que pares un segundo la lectura y te centres en el resonar que se está generando en ti ahora mismo, en este preciso momento.

Colores de las velas utilizadas en reiki

Es importante conocer el poder asociado al color de las velas que vamos a utilizar en reiki. Hay que conocer las características a fin de elegir las más adecuadas en base a nuestras necesidades particulares.

Amarillo: podemos utilizar una vela amarilla para potenciar la claridad de nuestro pensamiento, nuestro despertar o el poder por desatar de nuestra mente. Es muy útil en tratamientos a pacientes con síntomas de depresión o de tristeza. No solo eso, podemos utilizarla si nuestro paciente tiene alguna relación brusca con algún familiar o ser querido pues ayuda a limar asperezas.

Rojo: el color básico de las ceremonias, hechizos y rituales que guardan relación con el amor. No obstante, las velas rojas guardan en reiki otro significado, que no es otro que la salud y el estado físico. Asimismo, podemos utilizar velas rojas en nuestras sesiones de reiki si nuestro paciente nos comunica que debe afrontar alguna situación que le supera. Por otra parte, personalmente, la encuentro muy útil para sanar situaciones del pasado y que estaban como en una especie de estancamiento o de vía muerta.

Naranja: las velas naranjas surgen de mezclar el rojo y el amarillo. Ideales para serenar a nuestros pacientes y que encuentren el camino ante las decisiones que deben afrontar. Las velas naranjas cuentan con un fuerte poder de atracción así que son ideales en sesiones en las que queramos que se cumplan nuestras peticiones.

Violeta: las velas de color violeta brindan protección de manera natural. Son símbolo de la transmutación o la transformación. Ideales para pacientes muy nerviosos, pues son muy relajantes.

Rosa: las velas rosas son muy potentes. Mucho más que las velas rojas, pues se han combinado con el color blanco. El rosa representa el amor divino y la compasión. Recomendado para utilizar en sesiones de sanaciones al pasado si detectamos problemas familiares no resueltos.

Verde: color asociado a la madre tierra. Un color muy poderoso. Las velas de color verde son muy útiles en sesiones destinadas a curar dolencias o enfermedades.

Marrón: al igual que el verde, se asocia a la tierra. Representa la determinación, la solidez y la seguridad. Utilizamos las velas marrones para restaurar la confianza y eliminar los miedos de nuestros pacientes. Otro uso más terrenal y bastante efectivo que he detectado es que sirve para afianzar y potenciar los negocios u actividades comerciales.

Azul: las velas azules incentivan las cualidades espirituales. Son ideales para conectarse con otros niveles de vibración. Así pues, utiliza este tipo de velas en las sintonizaciones o en una sesión de reiki a distancia.

Negro: las velas negras no son recomendadas para todo el mundo. Hay que saber muy bien qué se hace al utilizarlas, pues sirven para apelar a aspectos negativos que queremos hacer desaparecer. De no realizar un uso correcto estaríamos favoreciendo el aspecto negativo, ya sea en nosotros mismos o en nuestros pacientes.

Blanco: las velas blancas son símbolo de la pureza. Ideales para realizar limpiezas y atraer energías positivas. Debido a su amplio poder, suelen utilizarse como un comodín. Son las más recomendadas si tenemos poca experiencia con velas.

Dorado: las velas doradas simbolizan la energía divina por naturaleza. Son ideales para la búsqueda de los guías y como imán para energías positivas.

Morado o púrpura: estas velas se utilizan para atraer el poder y el prestigio. Si tenemos un paciente preocupado por una entrevista de trabajo, podemos utilizar una vela de dicho color para que dicha entrevista salga bien. También es ideal para favorecer algo que anhele nuestro paciente, como un ascenso en el trabajo o que su negocio funcione mejor.

Plata: las velas plateadas se usan en reiki para detener cualquier tipo de mal. Debido a su relación con la energía de la noche y de la luna, las suelo utilizar en sesiones nocturnas para potenciar al máximo su poder.

Cómo interpretar la llama de la vela en reiki

Ya hemos visto los principales colores de las velas energéticas en reiki, pero no todo radica ahí. Las velas tienen su propio lenguaje al consumirse, por lo que vamos a ayudarte a entender qué significa según la llama que desprendan tus velas.

  • La vela tiene problemas para encenderse: espacio cargado de mala energía. Recomendamos realizar una limpieza del espacio antes de intentar encenderla nuevamente.
  • La llama se mueve: se producirán cambios, pero no los deseados.
  • Llama muy alta: la petición saldrá satisfactoriamente. Existen energías positivas que nos ayudarán.
  • Llama azulada: indica la presencia de ángeles o hadas en nuestra petición y que el destinatario va a recibir la ayuda solicitada.
  • Brillo excesivo en la punta: éxito en la petición.
  • Llama que baila arriba y abajo: no estás centrado, relájate y enuncia claramente tu petición.
  • La vela se apaga: la llama se apaga sin presencia de corrientes de aire. Se recomienda limpiar el espacio e iniciar la petición con una nueva vela.
  • Llama de color rojizo: éxito inminente en la petición.
  • La llama se eleva más de lo habitual: es un buen presagio.
  • La llama es muy corta o está próxima a consumirse: existe muy poca energía. Costará mucho que la petición salga con éxito adelante.
  • Llama chisporroteante: algo va mal. Limpiar el espacio e iniciar de nuevo la petición.
  • Llama amarillenta: la persona a la que enviamos reiki no está recibiendo o rechaza nuestra ayuda.
  • La llama asciende y baja bruscamente varias veces: indica problemas o peligros.
  • La llama asciende en espiral: mal presagio, indica que hay que tener precaución por posible traición.
  • La llama arde con normalidad: el proceso será satisfactorio pero lento.
  • Llama inclinada a la derecha: buenos resultados.
  • Llama inclinada a la izquierda: fracaso.
  • La llama tiene un cierto color blanco: seres superiores nos ayudan.

Significado de la forma de la cera al quemarse la vela

Las velas energéticas en reiki entrañan muchos significados y puede resultar complicado interpretarlas. No solo hay que guiarse por cómo prenden, sino también por el significado que brindan según adquiera la cera derretida. Aquí estamos para ayudarte, así que a continuación te hemos preparado un pequeño listado con los significados más habituales e importantes como referencia:

  • La cera forma una montaña de lágrimas: si tiene forma de ángel o virgen el resultado de nuestra petición será positivo.
  • La cera derretida forma espinas: existen energías contrarias a nuestros intereses. Hay dificultades.
  • En la base de la vela se forman gotas como racimos de uva: éxito, prosperidad en la petición.
  • En la base se aprecian caras o animales: falla la visualización de nuestra petición, hay poca energía.
  • Se han desprendido trozos enteros con forma de luna: si están hacia la izquierda significa que hay energías ayudándonos y tendremos éxito. Si apuntan a la derecha, algo impide nuestra petición.
  • Hay cera desprendida: si encontramos cera desprendida debemos fijarnos en su aspecto. Si nos aparece agradable a la vista indica que tendremos éxito. Si nos resulta feo el trozo desprendido es que existe algo que opone resistencia y no permite su solución.
  • Lágrimas a la derecha de la vela: solución positiva.
  • Lágrimas a la izquierda de la vela: fracaso.
  • Lágrimas en ambos lados: la solución no está clara. Hay que realizar más sesiones.
  • Varias lágrimas forman una lágrima grande: varias situaciones conflictivas. Si la lágrima va hacia la derecha, tendrá solución. Si por el contrario va a la izquierda, no tendrá solución y deberá incidirse en solucionar el problema mediante más sesiones.
  • Una gran lágrima se divide: igual que antes, mirar la dirección que toma para saber si tendrá solución o requerirá más trabajo.
  • Lágrimas descienden por el centro: se solucionará después de resolver el conflicto.
  • Las lágrimas caen realizando pausas en el trayecto: falta de apoyos y presencia de problemas.
  • Las lágrimas caen rápidamente: solución rápida. Observar la dirección de la lágrima.
  • Lágrimas paradas en el centro de la vela: respuesta muy rápida por parte de la vela. Indica que se resolverá el problema así como los temas pendientes.

Como has podido ver, las velas energéticas en reiki contienen un gran poder y pueden resultar beneficiosas en la práctica de reiki.

Una vela suele tardar entre 5 y 6 horas en consumirse, depende de la vela que compres. Desde aquí puedes comprar velas en caso de que necesites. Si tenemos que salir antes, no pasa nada, puedes apagarla.

No hay que tener muchas dudas, si confías en las velas, te ayudarán a que tu petición se lleve a cabo con éxito. Desde aquí te invitamos a que las integres en tu próxima sesión y que compartas con nosotros qué tal fue la experiencia.