Saltar al contenido
Usuireiki

Meditación Gassho

meditación gassho

¿Qué es la meditación Gassho? 

La meditación Gassho es un ejercicio que podemos hacer antes de iniciar con la terapia, sirve para calmar nuestra mente, relajarnos y concentrarnos efectivamente para lograr que la energía universal venga a nosotros. Nos permite entrar en el estado de paz que necesitamos para conectarnos con el poder del universo, haciéndonos realizar eficazmente la práctica del reiki. Hacer esto antes de empezar la sesión ayuda a desestresarnos de todo pensamiento molesto.

Meditar es una de las formas más efectivas de tranquilizarnos, con ella logramos tener paz en momentos turbulentos. No importa la circunstancia por la que estemos pasando, la meditación es nuestro mejor aliado, capaz de calmarnos en los peores momentos. Y si no estamos atravesando una situación difícil, también debemos practicarla para tener una mejor armonía interna.

Haciendo con frecuencia la meditación gassho, lograremos conservar un bienestar interno increíble, tendremos una actitud renovada hacia la vida. Seremos personas que no se dejarán afectar por las situaciones complicadas, apostando siempre a tener una buena actitud frente a los problemas. No habrá dificultad que perturbe nuestro equilibrio, usaremos correctamente la inteligencia emocional.

La meditación Gassho nos da precisamente eso, la manera de usar inteligentemente las emociones para que no se vuelvan en contra de nosotros. Podremos controlarlas cada vez que se presente algún inconveniente. Es un método que trae muchos beneficios para la salud, quita toda molestia que interrumpa nuestro interior. En resumidas cuentas, nos hace pensar mejor las cosas.

¿Cómo practicar la meditación gassho de forma correcta? 

Hacerla es fácil, no tiene ninguna dificultad, lo bueno de esta práctica es que todo el mundo puede realizarla. La posición exacta para efectuarla es la siguiente: siéntate cómodamente, alinea la columna, juntamos las manos como si estuviéramos rezando, cerramos los ojos y relajamos todo el cuerpo. Después de hacer estos pasos, respiramos lentamente, concentrándonos profundamente en la respiración.

Lo recomendable es hacer esto por 15 minutos o el tiempo que consideres necesario. Puedes meditar una o 2 veces al día, al despertarte y antes de irte a dormir, también antes de iniciar el tratamiento y al finalizar el mismo. Tú decides en qué momento practicarlo, lo que te aconsejamos es que lo vuelvas parte de la rutina para que no te pierdas ninguna de sus bondades.

Es una excelente decisión aplicar la meditación gassho en nuestra vida, pues son muchas las cualidades que nos beneficiarán. No dudes en usar la meditación Gassho para calmar toda situación estresante, la paz que vendrá a ti no tendrá comparación, te hará querer meditar todos los días. Así que no pierdas más tiempo para hacer esto, no te arrepentirás de haberla escogido como una forma de tener un bienestar duradero.

Por cierto, un pequeño detalle para que sepas más sobre el tema. Gassho significa manos juntas, ahora sabes por qué se llama así. Practícala con frecuencia para que notes los cambios que experimentarás en el interior, se verán reflejados en tu actitud frente a cualquier circunstancia. Tendrás un equilibrio energético imperturbable, crecerás cada día hasta convertirte en una persona llena de luz.