Saltar al contenido
Usuireiki

Incienso y reiki

incienso

El incienso lo conocemos todos nosotros, ese aroma agradable que hemos percibido en diferentes lugares, como iglesias, casas y centros espirituales. El olor característico que desprende ha resultado en su éxito, por lo que es conocido en el mundo entero. Su esencia produce en las personas una sensación de calma y paz, por eso en muchas casas es utilizado el incienso, para alejar las energías negativas y acercar las positivas.

Desde tiempos antiguos se ha empleado el incienso con el fin de armonizar el ambiente, en el sentido de transmitir una fragancia agradable y calmante para todo el mundo. Muchas religiones lo utilizan con ese mismo fin, hacer que el ambiente sea un espacio confortable para proceder a realizar los rituales y conectarse al mundo espiritual. El incienso en las religiones juega un papel importante a la hora de hacer las procesiones, aparte de amenizar el ambiente, sirve para conectarse con las deidades de las diferentes creencias.

Tal vez se deba a su origen natural lo que permita que influya en nuestro estado anímico. El incienso proviene de las plantas y muchas de ellas tienen propiedades curativas para las personas. El incienso es una preparación a base de resinas aromáticas de origen vegetal que, mezcladas con aceites de muchas esencias, desprenden un humo balsámico al arder. Siempre hemos escuchado que lo natural es beneficioso para el ser humano, el incienso es una de esas cosas naturales beneficiosas para nosotros.

Principales beneficios del incienso según su aroma

Debido a su origen derivado de las plantas, hay muchos tipos de inciensos que a su vez tienen diferentes finalidades. El romero ayuda para atraer la buena suerte, además de proteger y limpiar el hogar junto con las personas que lo habitan. El jazmín ayuda a combatir la depresión, renueva el optimismo y ánimo de quien lo emplea, dicen que aparte atrae la buena suerte. La madreselva fortalece la psique, aclara la mente y revierte problemas de dinero. 

A continuación te dejamos un listado para que puedas identificar los principales beneficios del incienso según su aroma:  

  • Almizcle: Magnetiza los lugares de forma positiva.
  • Aloe Vera: Propicia la armonía, sobre todo en zonas laborales.
  • Benjuí: Es el símbolo del alma pura.
  • Bergamota: Sirve como antidepresivo, reanima y favorece la autosuperación.
  • Canela: Es excelente para la meditación.
  • Clavel: Ayuda a retener el conocimiento.
  • Clavo: Sirve para atraer el dinero.
  • Eucalipto: Sirve para aliviar las alergias.
  • Cereza: Estimula el amor.
  • Lavanda: Es utilizado para alejar los miedos.
  • Lotus: Es usado para atraer la abundancia.
  • Manzana: Se usa para la buena salud física
  • Mandarina: Sirve para el entendimiento entre las parejas.
  • Magnolia: Se usa para la buena la salud psíquica.
  • Mirra: Protege contra los malos espíritus y energías negativas.  

Estos no son los únicos aromas beneficiosos que puedes encontrar en el incienso.

Existen muchos tipos de incienso que cumplen con diferentes propósitos, como calmar la mente y resolver problemas económicos. El incienso es un aroma que, en base a todo lo que hemos leído, ayuda a brindar en un determinado espacio a calmar las tempestades con las que puedan llegar las personas. Hace sentir una paz interior a tal punto, que las personas pueden elevarse a un plano superior.

Relación entre el reiki y el incienso

Es ahí en donde se relacionan el incienso y el reiki, producen una sensación de alivio en medio de las adversidades de la vida, otorgan un lugar de paz que reconforta a las personas que están pasando por momentos difíciles. El reiki es una práctica espiritual y terapéutica, que consiste en la transmisión de energía vital a través de las manos, gracias a esta transmisión de energía se logra la sanación del cuerpo.

Para lograr la sanación, el reiki hace que la energía fluya a través de nuestro cuerpo, nuestras defensas están activas y nuestro organismo experimenta el máximo bienestar. Esta práctica ayuda a paliar las enfermedades y ayuda a lograr una sensación de alivio difícil de obtener por otras circunstancias. Cuando la energía fluye por tu cuerpo logras detener la ansiedad, el estrés, jaquecas y muchas otras dolencias a nivel emocional. 

En las terapias reiki, se utiliza el incienso para lograr que la persona se sienta cómoda o relajada en el sitio en donde se realizará la terapia. Cuando se está relajado es un momento oportuno para realizar la sesión, aparte del incienso también se utiliza música relajante para armonizar más aún el ambiente. La terapia está dirigida por un maestro que es el emisor que transmite la energía a un receptor, que es el paciente, mientras este está tumbado en el piso, o en diferentes posturas. El emisor sitúa las manos en diferentes partes del cuerpo para lograr que la energía fluya.

Este proceso requiere de elementos para lograr el estado de relajación que permite la fluidez de la energía a través del cuerpo. El ambiente tiene que ser el ideal o propicio para llevar a cabo la terapia, el incienso es uno de los elementos más efectivos para crear ese espacio de armonía que se necesita. Como se dijo anteriormente, hay muchos tipos de incienso que representan diferentes funciones, unos ayudan a fortalecer la mente y renuevan la esperanza. Son la clase de incienso que se necesitan en la terapia.

varilla de incienso

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acepta el reiki como terapia complementaria, no sustitutiva, en el tratamiento de las enfermedades. Muchas personas alrededor del mundo que padecen enfermedades como cáncer y sida, piden a los hospitales realizar esta terapia que está relacionada con la relajación y meditación en tiempos difíciles.

El reiki es aceptado en muchos hospitales porque no es contraindicativo para el que lo solicite, no interrumpe ningún tratamiento, no exige ingerir o inyectarse algún medicamento, solo hay un poco de contacto físico que es cuando se utilizan las manos. Pero esta terapia no la realizan exclusivamente las personas enfermas, también es un estilo de vida, un camino para encontrar la armonía con el ser, dejando que la energía vital recorra tu cuerpo para activar las defensas inmunológicas y emocionales.

Cuando se realizan las sesiones de esta práctica, es importante hacerlo en un lugar tranquilo sin que haya interrupciones de ningún tipo. Un sitio donde las personas se sientan cómodas y se pueda acondicionar para realizar la terapia. Un elemento indispensable para acondicionar es el incienso, aparte de no haber ningún ruido molesto, debe haber un aroma agradable que ayude a la concentración para llevar a cabo la sesión. Y así lograr la relajación tan anhelada.

El incienso no es indispensable para el reiki. No obstante, a muchos practicantes les ayuda el aroma del incienso para conectarse con su «yo sanador» o su «guía».

El uso del incienso al efectuar una sesión propiciará pues que nosotros estemos en un nivel de concentración más alto al habitual y a nuestro paciente le servirá para relajarse.

No sé tú, pero yo ahora mismo voy a encender otro incienso de sándalo (fomenta las energías positivas), el cuál me pirra su aroma. ¿Cuál es tu incienso favorito?